El auto perfecto para viajar desde la Patagonia hasta Alaska

El auto perfecto para una aventura overland (viajes de larga distancia por tierra) es sin duda el auto que tienes estacionado en tu casa pero si decides cambiar la base (el vehículo) debes entender que te estarás embarcando en un proyecto que implicará hacerle modificaciones y obviamente comenzar a gastar dinero.

Con 50,000 kms manejados desde Villa O’Higgins en Chile hasta Fairbanks en Alaska creemos entender muy bien los factores a considerar cuando prepares tu proyecto overland.

Duración del viaje

Esta es la primera pregunta que debes hacerte antes de embarcarte en este gran proyecto. Es muy diferente viajar por 3 meses que hacerlo por un par de años. Viajar por 6 meses entra en el concepto de una expedición que empieza y termina y un viaje de varios años entra en el concepto de vivir viajando tiempo completo y es muy diferente. En la primera opción puedes llevar solo lo necesario para el viaje pero en la segunda opción debes llevar toda tu vida encima literalmente.

Presupuesto

Si bien el presupuesto es la parte que detiene a muchos viajeros te podemos decir que cualquier auto sirve (y lo hemos visto). Puedes tomar un sedan, meterle una carpa en la maleta y estamos seguro que llegarás a Alaska. Pero claramente, a medida que aumentas las comodidades, el dinero que gastarás comenzará a aumentar y ten cuidado que esto rápidamente se puede salir de las manos. Es una excelente idea tener un presupuesto claro antes de empezar cualquier proyecto y así evitarás perder la cabeza.

Modificaciones

Si bien puedes viajar en un auto con una carpa en la maleta, seguramente pensarás en modificar o construir un vehículo y lo que necesitas entender es que estarás pasando mucho tiempo en el vehículo y necesitas cosas como las siguientes:

Suspensión: Tu nueva casa con ruedas no sólo se la pasará mucho en ruta sino que además cargara mucho más peso del para el cual fue diseñado. Cambiar la suspensión, reforzarla con nuevos amortiguadores, “pulmones”, es algo que debes considerar.

Espacio habitable: Cada vez que no estés manejando necesitarás un area donde puedas sentarte, almorzar, trabajar, vivir, etc. Esto lo puedes hacer bajo un toldo (awning), dentro del mismo vehículo, en algún tipo de trailer que lleves, etc.

Cocina: Comer es probablemente el aspecto más importante de un viaje de este tipo y que puede hacer que tu aventura pase de ser “barata” a “carísima” rápidamente considerando que uno de los mayores costos de un viaje de este tipo es sin duda comer afuera.  En Alaska cualquier cena puede costar sobre los US$100 para dos personas.

Almacenamiento: Recuerdas que dependiendo de la duración del viaje, tendrás que considerar espacio para almacenar tu ropa, accesorios, comida, etc y aprender que todo lo que lleves debe tener una o más de una función.

Energía: Esto es clave. En el caso de nosotros que vivimos absolutamente conectados y trabajando a distancia necesitamos tener computadores y accesorios cargados. Nosotros optamos por instalar baterías de ciclo profundo y añadir una adicional para evitar problemas. Lo fácil de esto es que normalmente instalando un buen BMS (Battery Management System) puedes usar el alternador del vehículo para cargar tus baterías. Recuerda que mientras no utilices baterías de litio no puedes consumir más del 50% de la capacidad de tus baterías o si no rápidamente las puedes destruir. (No serán capaces de mantener la carga).

Recuperación y accesorios: Si bien nosotros hemos sido increíblemente afortunados ya que no hemos tenido grandes problemas estábamos preparados para todo y eso genera mucha seguridad. Cosas que debes considerar es todo lo necesario para cambiar ruedas, recuperación, herramientas y todo lo que puedas necesitar para reparar cualquier cosa que se dañe en el camino. Extras pueden ser: Una correa de accesorios, focos de repuestos (si se quema alguna) y cosas propias del auto que “construiste”.

¿Qué otros aspectos considerarían ustedes?

En la próxima etapa les contaré exactamente como preparamos nuestro Jeep para la primera parte de nuestro viaje en Santiago y Miami.

 

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *